CaixaBank, el único banco europeo que participa en el prototipo del euro digital

El Banco Central Europeo (BCE) ha seleccionado a CaixaBank y a otras cuatro organizaciones para colaborar en el desarrollo del prototipo del euro digital. De este modo, la entidad española se convierte en la única firma europea que participará en el proyecto y será el responsable de realizar un prototipo para pagos P2P -es decir, entre personas- con la versión electrónica de los billetes y monedas. En concreto, CaixaBank trabajará en el desarrollo de una aplicación móvil durante lo que queda de año con el fin de simular lo que tendrá que hacer un ciudadano cuando quiera cargar su cuenta de euros digitales y pagar y transferir dinero a otras personas. 

Las otras cuatro empresas seleccionadas junto a CaixaBank para esta fase son Worldline, EPI, Nexi y Amazon, que realizarán prototipos para otros casos de uso del euro digital, como son los pagos P2P offline, pagos en el punto de venta -con procesos específicos según sean iniciados por el comercio o por el cliente- y pagos para comercio electrónico. El BCE lanzó en abril la convocatoria, a la que se presentaron 54 compañías, entre las que figuraban desde entidades bancarias hasta compañías tecnológicas multinacionales.

El Banco Central Europeo (BCE) prevé iniciar el desarrollo de su euro digital, a finales del año que viene, tres años después del anuncio de este proyecto, con el que el BCE busca plantar cara al auge de las criptomonedas. En octubre de 2021, el BCE inició una fase de investigación de dos años para definir las características de diseño de un euro digital, por ejemplo, cómo garantizar la confidencialidad, qué casos de uso priorizar y qué opciones comerciales ofrecer a los intermediarios. 

CaixaBank, el único banco europeo que participa en el prototipo del euro digital

“Para que un euro digital se diseñe y adopte con éxito, debe ser un esfuerzo colectivo. Por lo tanto, estamos intensificando nuestro compromiso con todas las partes interesadas, desde los bancos hasta las empresas de pago y desde los comerciantes hasta la sociedad en general. Y en cada etapa del proyecto continuaremos comprometiéndonos con la Comisión Europea (que recientemente lanzó una consulta sobre el euro digital), el Parlamento y los ministros de finanzas de los países”, defiende Fabio Panetta, miembro del comité ejecutivo y principal portavoz de cuestiones como los criptoactivos.

Panetta enfatiza en la necesidad de mantener el control público sobre el dinero como ancla en la confianza colectiva frente a las formas de moneda surgidas del boom de los criptoactivos. “A pesar de las afirmaciones de que las criptos son una forma confiable de “moneda” libre de control público, son demasiado riesgosas para actuar como un medio de pago confiable. Se comportan más como activos especulativos y plantean múltiples preocupaciones de política pública y estabilidad financiera”, advierte.

El consejero del BCE se mostró especialmente crítico con las llamadas ‘stablecoins’ o monedas estables que se crearon para eliminar los riesgos de fluctuación de los criptoactivos y anclar su valor al dinero real como dólares o euros. Sin embargo, como se ha vuelto a demostrar, no están exentas de riesgos. “Cualquiera que invierta en criptomonedas debe estar preparado para perder toda su inversión”, recuerda Panetta. 

En su opinión, las denominadas monedas estables tienen el potencial de volverse sistémicas a nivel mundial, especialmente si las emiten las grandes tecnológicas. “Pero si bien el valor de las monedas estables está vinculado a lo que sus emisores describen como ‘activos de reserva’ y una regulación y supervisión adecuadas podrían reducir los riesgos, las monedas estables no están libres de riesgos. No hay garantía de que se puedan canjear a la par en cualquier momento”, ha enfatizado señalando directamente la quiebra y corralito de Terra (y el desplome de Luna), además de los problemas que ha tenido Tether, la cripto-estable más grande, para mantener la paridad.

Leave a Reply

Your email address will not be published.